Entre las personas roncadoras existe una especie de recetario fruto de la botica de abuela y la tradición. Este recetario incluye miles de remedios caseros para  no roncar y ha sido pasado de padre a hijos y de abuelas a madres. Estos se basan en ingredientes naturales como la salvia, ortiga la cebolla o el aceite.

Remedio casero 1: La cebolla

La cebolla es un alimento rico en vitaminas A, B, C y E además de ser uno de los remedios caseros para no roncar y eliminar los parásitos del cuerpo más recurrido. Un remedio casero sería colocar media cebolla cerca de la cama para inhalarla mientras dormimos y de esta manera despejar las fosas nasales.

Remedio casero 2: Aceite de Oliva y Ruda

La ruda es un ingrediente rico en vitamina C que en unión con el aceite es un potente factor para eliminar el colesterol. Existen remedios caseros para no roncar que se preparan con un vaso de aceite y 50 gramos de ruda que mezclaremos y dejaremos reposar herméticamente dos semanas . Tras este periodo quedará un remedio casero que conservado en un bote opaco iremos untando en nuestra nariz, nuca y cuello.

Remedio casero 3: Sal

La sal mezclada con bicarbonato y agua es otro de los muchos remedios caseros para no roncar. Este remedio se aplicará sobre la nariz para evitar con su fuerte olor que durmamos con la boca abierta.

Remedio casero 4: Salvia

La salvia es un ingrediente muy utilizado en las irritaciones de garganta y procesos gripales por sus bondades en el aparato respiratorio. Una infusión de salvia es uno de los remedios caseros para no roncar más utilizados y recomendados por la tradición.

Remedio casero 5: Ortiga

Las ortigas también tienen su cabida dentro de los remedios caseros para no roncar. Un té de estas hojas antes de dormir favorecerá al aparato respiratorio y ayudará a la eliminación de los ronquidos. Hay que mencionar que las hojas deben estar secas así como hervidas durante al menos 10 minutos para que desprendan todos los nutrientes.