Existen en el mercado una gran cantidad de productos para dejar de roncar, productos que van desde las tiras nasales hasta las pulseras  antironquidos pasando por las famosas membranas bucales.

Tiras nasales

Este producto para evitar roncar es un producto que pusieron de moda los deportistas profesionales para apoyar su respiración. Estas banda dilatan las vías respiratorias al colocarse encima de la nariz mejorando consecuentemente la respiración. Pero hay que tener en cuenta que estas tiritas no es uno de los productos más recomendados para dejar de roncar ya que no existen estudios que hablen lo avale. Hecho que está provocando cierta controversia en torno a las Tiras Nasales y su función antironquidos.

Membranas Bucales Antironquidos

Si existen unos productos para dejar de roncar que estén suponiendo un boom en la lucha contra los ronquidos estas son las membranas antironquidos como Don Antironquidos. Estos productos, cuyo éxito se debe a su precio y efectividad, actúan como fijadores de la lengua que evitan que la lengua caiga hacia atrás. Varios estudios avalan el uso de este producto para dejar de roncar ya que actúa sobre las vías respiratorias aumentando el flujo de aire.

Pulseras antironquidos

Existen también en el mercado unos productos para dejar de roncar  en forma de pulseras antironquidos. Pulseras que realizan una especie de descarga eléctricas justo antes de que comencemos a roncar. Los impulsos eléctricos son indetectables para la razón humana pero suficientemente fuertes para evitar los ronquidos.

Sprays nasales

Estos productos son los más indicados en niños para dejar de roncar ya que su principal característica se basa en su facilidad uso. Estos sprays se centran en los ronquidos provocados por el exceso de flujo nasal quedando relegados en el combrate contra los ronquidos causados por el relajamiento del velo del paladar o por la apnea del sueño.

Almohadas anti ronquidos ergonómicas

En una lista de productos para dejar de roncar las almohadas anti ronquidos ergonómicas siempre tienen un puesto reservado en la lucha contra los ronquidos posturales. Existen posturas en la cama que favorecen los ronquidos y productos como la almohada inciden en la reeducación de la postura a la hora de dormir para evitar los ronquidos.