Cómo combatir el insomnio y los ronquidos

A lo largo y ancho de este blog hemos ido tratando factores, causas, consecuencias y remedios para evitar roncar. Hoy queremos dedicar nuestro espacio a un problema que si bien no es coetáneo a los ronquidos, tiene mucho que ver. Dedicaremos un post a hablar sobre cómo combatir el  insomnio y los ronquidos.

Qué es el insomnio y a quién afecta

Antes de saber como combatir el insomnio  debemos saber qué es y darle una definición. Este problema, al igual que los ronquidos, un trastorno del sueño que sufre gran parte de la población adulta. No obstante se estima que más del 20% de la población mayor de 65 años sufre este trastorno del sueño que se define de la siguiente manera:

Incapacidad o dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido de forma continuada. Esto produce un cansancio y una somnolencia que afecta a la vida de quien lo padece. Este trastorno es más frecuente en mujeres, ancianos, personas de nivel socioeconómico alto y aquello que sufren una enfermedad psiquiátrica.

Como combatir el insomnio

Tipos de insomnio

Para combatir el insomnio los especialistas lo agrupan en dos tipologías dependiendo la duración del mismo así como por sus consecuencias. Podemos hablar de insomnio transitorio e insomnio crónico:

  • Insomnio transitorio: Trastorno del sueño que dura menos de tres semanas y que viene impulsado por hábitos poco saludables, tratamiento de enfermedades o factores ambientales como los ronquidos de terceras personas. Es un trastorno muy común entre la población adulta. De hecho un 90% admite haber sufrido algún episodio de insomnio. La mejor manera de combatir el insomnio transitorio es a través de reeducar nuestros hábitos e higiene del sueño.
  • Insomnio Crónico: Insomnio que supera las 3 semanas de duración y que puede acarrear serias consecuencias. El insomnio crónico puede afectar tanto física como psicológicamente y ha de tratarse con sumo cuidado. Sin embargo esta patología es relativamente común.

Cómo combatir el insomnio I: Los ronquidos como causa

Una de las causas más comunes del insomnio transitorio viene dado por el factor ambiental. La mala ventilación o aclimatación del dormitorio, así como problemas con el colchón, entre otros factores, pueden provocar episodios de insomnio. Para combatir el insomnio, nosotros queremos hacer hincapié en uno que se acerca mucho a la temática de nuestro blog, es decir los ronquidos y evitar roncar. Y es que en diferentes medios se apunta que los ronquidos son una de las causas ambientales más comunes del insomnio así como uno de los detonantes de la separación de camas entre parejas.

El hecho de que los ronquidos interfieran en el patrón del sueño hace que las personas que conviven con roncadores sufran de insomnio, somnolencia y cansancio exacerbado. Hecho que puede traer como consecuencia un problema metabólico y no pocas disputas. Por este motivo, las personas que sufren los ronquidos son las que más hincapié deben hacer en que un roncador tome medidas, no solo por su higiene del sueño, sino por la de quien sufre los ronquidos.

Cómo combatir el insomnio II: Otras causas del insomnio

Además de los factores ambientales, existen otras causas que provocan el insomnio y que tenemos que tener en cuenta para combatir el insomnio. A continuación vamos a enumerar algunas de las más importantes:

  • Estilo de vida: Una vida sedentaria, una mala alimentación así como el estrés que provoca el trabajo o la vida cotidiana tiene mucho que ver con los episodios de insomnio entre las personas adultas. También hay que apuntar malos patrones del sueño o casos puntuales como el “jet lag” como causas muy comunes ante este trastorno del sueño. Actuar contra estos problemas nos ayudara a combatir el insomnio, especialmente el insomnio transitorio.
  • Envejecimiento: Al pasar los años se producen cambios en los patrones del sueño. Así es normal que las personas mayores reduzcan sus horas de sueño nocturno y sufran de somnolencia diurna. Para combatir el insomnio en estos casos, lo mejor es fomentar una vida más saludable y esforzarse por cumplirla.
  • Fármacos: Muchos medicamentos tienen contraindicaciones en cuanto al sueño se refiere. Antidepresivos, hormonas, descongestionantes e incluso antihipertensivos suelen acarrear episodios de insomnio transitorio. Por supuesto no debemos olvidarnos de la cafeína, así que si queremos combatir el insomnio debemos conocer qué fármacos producen estos efectos y buscar alternativas.
  • Enfermedades: De igual manera muchas patologías o enfermedades pueden desembocar en episodios de insomnio. Hay que prestar especial atención a problemas cardiovasculares o pulmonares; también no podemos olvidar los problemas endocrinos ni los trastornos alimenticios como la anorexia nerviosa. Por otro lado hay que hacer mención a los problemas psicológicos y neurológicos. Tomar consciencia de los riesgos de estas patologías y hacer una tarea preventiva nos ayudará no solo a combatir el insomnio, sino a tener una vida más sana.

Tratamiento del insomnio

Existen algunos tratamientos para combatir el insomnio que van desde consejos para la higiene del sueño hasta las sesiones con profesionales como psicólogos y psiquiatras o farmacos. Nosotros, centrados en el problema de los ronquidos como causa del insomnio, ahondaremos  en una lista de consejos para reeducar el patrón del sueño y de esta manera combatir el insomnio.

  • Ir a la cama solamente para dormir: No utilices la cama para ver la televisión o leer, ni mucho menos para comer. Puedes crear una disociación y provocar pequeños episodos de insomnio.Del mismo modo debes procurar ir a la cama cuando tengas sueño, sin que sea una obligación y pueda causar ansiedad.
  • Cuida tus hábitos de alimentación: No comas justo antes de ir a la cama ni cenes demasiado. Esto provoca una digestión lenta y los consiguientes problemas para conciliar el sueño. Del mismo modo evita el alcohol por las noches y reduce el consumo de cafeína y tabaco.
  • Evita el sedentarismo: Para combatir el insomnio así como otros trastornos del sueño es muy importante realizar ejercicio físico de forma continuada. Pero no lo hagas justo antes de ir a la cama ya que puede afectar en tu patrón del sueño. Es recomendable dejar un lapso de tiempo de varias horas.
  • Establece una rutina de sueño: Debes crear una rutina del sueño para fijar el reloj biológico. Para esto tienes que ser constante y educar tu cuerpo a tus tiempos cotidianos. Con el tiempo crearás una rutina que se traducirá en un mejor descanso y vitalidad.
  • Mejora las condiciones ambientales: Para combatir el insomnio haz todo lo posible para evitar las temperaturas extremas tanto en calor como en frio, crea un ambiente propicio en el dormitorio a través del uso de los colores que evoquen al descanso y sobre todo cuida el colchón. Si tienes la mala suerte de compartir cama con una persona roncadora, hazle saber de su problema y tomad medidas juntos. Ten en cuenta que la mayoría de los roncadores no son conscientes de su problema, aunque su trastorno del sueño tenga como consecuencia tu insomnio.

Cómo combatir el insomnio y los ronquidos
Rate this post
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *